viernes, 31 de julio de 2009

"Inteligencia y bondad" según Ray Loriga (apunte rápido)

En la última novela de Ray Loriga, titulada "Ya solo habla de amor" (Alfaguara, 2008), me encuentro esta exquisita afirmación:

"Ninguna acción que ignora por completo el territorio de la bondad es un acción inteligente, pues inteligencia y bondad son una y la misma cosa".

No puedo estar más de acuerdo. La bondad es el sentimiento más inteligente que existe, y también el más revolucionario. La bondad me interesa más que cualquier otro sentimiento. La bondad es un enigma y un enigma maravilloso.

6 comentarios:

ivaxavi dijo...

Totalmente de acuerdo. Me uno a la revolución.

pepe montero dijo...

Me gustan las invenciones de Ray Loriga, desde que inventó Manhattan no me pierdo ninguna de sus patentes. También me gusta la bondad, sóla y sin azucar.

rosa dijo...

Absolutamente de acuerdo. ¡Hagamos la bondad!

Leo del Mar dijo...

Leí esta novela de Loriga en supino en una Bertrand ante la aquiescencia, también supina, de los empleados de allí. Un par de horas de nada.
La cita que aquí se destaca me fue echada en cara muchos años antes por una profesora de religión, Marialgo, que en otra ocasión me confesó un romance con Sean Connery.
Esta noche veré a Nacho Vegas en concierto, si aparece Christina Rosenvinge le preguntaré por qué se separó del que sólo habla de amor, y de paso le preguntaré por el motivo de no haberse liado con Sean Connery en vez de con Nacho Vegas.
A Ray le podría conseguir el teléfono de Marialgo, seguro.
Saludos de un lector, y admirador, más de lo físico que de lo virtual.

Oche Zamora dijo...

En el lenguaje popular de mi tierra un mal tío es un tonto la polla. Aunque también se dice de alguien que sólo mira por su interés que es un listo. Any way, se agradece el rescate de esta palabra tan en desuso. La novela de Loriga me pareció conmovedora. Y valiente.
Creo que fue en su España donde se decía algo así como que tu vida fracasa si alguien tiene motivos para odiarte. Me pareció muy acertado.

Un saludo.

Manuel Vilas dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Si, Oche, en mi libro España se dice eso. Abrazos para todos.