sábado, 18 de julio de 2009

NOTICIAS


Los aviones europeos se caen del cielo, caen en mitad de las planicies oceánicas y se hunden a la velocidad de los peces, a cuatro mil metros bajo el agua. Michael Jackson pesaba cincuenta kilos de viento quemado. Dentro tenía vísceras de goma. Hay un Big Bang carnal en todo esto. Honduras revive el show de los generales locos. Los cerdos, humillados, inventan virus que matan a los hombres, comedores de cerdo. Mercedes baja los precios de sus berlinas. De creer en algo, creería en un Mercedes Benz, y te juro que no es broma. Los Who no volverán a Zaragoza. Y yo me marcho. Una biblioteca de Nueva Gales del Sur exhibe una copia de la lista de Schindler. Y en esa lista salimos tú y yo, que estamos vivos de milagro. Kaká pasa el reconocimiento médico. No hay mensajes nuevos, dice mi Windows Mail. Desde que se murió Corín Tellado ya no leo libros. Y menos novelas. Ahora se ha caído otro avión, sobre el Océano Índico. Demasiados aviones en el cielo. Demasiada gente volando. Michael Jackson estuvo casado con la hija de Elvis Presley. La autopsia de Elvis también fue un poema en prosa. Es terrible que no te hagan ni la autopsia, como a esa gente que se hundió en el Atlántico y sus cuerpos desaparecieron como si nunca hubieran existido. La autopsia es un derecho inalienable. Pienso en los riñones (creo que tenemos dos), en el hígado, en el intestino grueso de Michael Jackson. No hay mensajes nuevos, dice mi Windows Mail. Nadie me escribe. Corín se fue.
........................................
Columna de MV publicada en "Heraldo de Aragón", 8-julio-09

4 comentarios:

pepe montero dijo...

airee airee
lele pom pom
airee pasaa
lele pom pom
aire nuevo aire fresco la alegria de mi casa.

pepe montero dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=nsFXdOkKPdU

Javier López Clemente dijo...

Estimado cliente de Windows Live™ Hotmail®:


Recibes esta nota porque has usado Microsoft® Office Outlook®, Outlook® Express o Entourage® para ver tu Windows Live™ Hotmail®. Microsoft está cambiando la forma en la que estos programas obtienen acceso al correo electrónico de Hotmail. Por tanto, tendrás que tomar medidas al respecto.

Para seguir recibiendo el correo electrónico desde tu cuenta de Hotmail, selecciona una de las soluciones alternativas que aparecen a continuación antes del 1 de septiembre de 2009. A partir de ese día, solo recibirás el correo electrónico nuevo en tus programas de correo mediante las soluciones alternativas siguientes.

Si usas Microsoft® Office Outlook® para ver Hotmail, puedes descargar Office Outlook Connector gratuitamente para seguir teniendo acceso a tu Windows Live™ Hotmail® en Outlook 2003 o 2007. Si usas Outlook 2002, deberás cambiar la configuración de tu programa de acceso a tu Hotmail. Haz clic aquí para obtener más información.

Si usas Outlook® Express para ver Hotmail, puedes optar por descargar Windows Live Mail (opción recomendada) gratuitamente o cambiar la configuración de tu programa de acceso a tu Hotmail en Outlook® Express. Haz clic aquí para obtener más información sobre las opciones disponibles.

Si usas Entourage® para ver Hotmail, puedes cambiar la configuración de tu programa para ver tu correo electrónico. Haz clic aquí para obtener más información.

¿Qué ocurre? Outlook, Outlook® Express y Entourage® usan un método de comunicación heredado, denominado protocolo DAV, para obtener acceso a Hotmail. Puesto que el protocolo DAV no es el más adecuado para que los programas obtengan acceso a bandejas de entrada grandes como Hotmail, que ahora proporciona a los usuarios un almacenamiento en crecimiento continuo*, se han creado nuevas alternativas. El año pasado, los clientes nos pidieron que pospusiéramos los planes para retirar el protocolo DAV hasta que estuvieran disponibles más opciones. Ahora que ya están disponibles (incluido el protocolo POP3), estamos listos para retirar el protocolo DAV.

Gracias por usar Windows Live™ Hotmail®.

Atentamente,

Tu equipo de Windows Live™ Hotmail®

* Se asume un límite de crecimiento razonable.

estibalizes dijo...

Sí, la autopsia es nuestro último gran derecho a vernos por dentro.

Artículo bárbaro.