lunes, 21 de mayo de 2007

UN POEMA DE JOSÉ MARÍA FONOLLOSA, TITULADO "PLAÇA DE CATALUNYA, 2"

Amar es restregarse contra un cuerpo
sorbiendo secreciones y microbios.
Sentirlo cual babosa por un rato.

Comer es engullir descuartizados
cadáveres, a trozos, triturándolos
entre saliva y huesos. Y tragándolos.

Dormir es no existir conscientemente.
Tal vez lo único bueno si no fuera
que a veces algún sueño lo importuna.

Amar, comer, dormir. Unas palabras
que suenan como fiesta a los sentidos
y encubren suciedad, crueldad y angustia.

Y es esto lo mejor. E imprescindible.
Es innoble vivir. Pero en mi mano
está no ser un cómplice más tiempo.



************************************
Nota al poema: Obviamente, no estoy de acuerdo con la visión de Fonollosa; cómo iba a estarlo si he escrito en "Resurrección" todo lo contrario a lo que él dice, pero el poema es excelente, perfecto, envidiable (envidiable sólo como literatura).
***********************************
Nota a la nota: ¿cómo he podido escribir una estupidez tan grande como la que he escrito en la nota anterior? Parezco un principiante. Qué bien.

13 comentarios:

Luisa Miñana dijo...

Será que el blog te ha rejuvenecido... je, je...
Un abrazo.

Fernando dijo...

Tus viaje por las estepas causan raras sensaciones...y contradicciones...porque al calor no le podemos echar la culpa...un abrazo mientras el actur dormita.

Viuda de Tantamount dijo...

Bueno...esta bien asi....A mi, me vas haciendo pensar y buscar mientras te leo...

No deja de ser una forma de enseñar.

B x C

39escalones dijo...

Vale, me gustaría saber a quién amaba Fonollosa, qué comía, y dónde dormía cuando escribió el poema...

magda gonzález dijo...

Tu nota al poema no es estúpida, al contrario, es de lo más razonable. Da la sensación de que a Fonollosa le encantaría ser un angelote asexuado de esos que pintaban los pintores de iglesias. La vida es muchas veces la ausencia de asepsia.
La forma y las palabras impresionan, eso sí.

entrenomadas dijo...

Vale, de acuerdo, es un buen poema.
Y yo estoy feliz de comer hoy lentejas con hamburguesas de verduras.
Qué lejos estoy del poema. Ya casi ni me veo. Pero desde luego no te dejan impasible sus versos. Supongo que por eso lo has elegido,por eso y para hacernos hablar. Bien hecho.
Coincido con 39 escalones en las preguntas...???

pepe montero dijo...

Nada más leer tu RESURECCIÓN, el año pasado hice este poema que leí en la tertulia del Van Gohg. Despues, un día en la feria del libro tuve la suerte de que me escribieras unas letras en los libros MAGIA y ZETA, libros que siempre consulto cuando me des-ubico para desestupidizarme.


Si hace falta,
desenjaulo oréganos y oropéndolas
para crear anillos saturnianos
cómplices
en el abecedario de tus rodillas
hasta que dejen de sangrarte.

Si hace falta
dejaré de mordisquear
los cogollos de tu sombra;
de acariciar tus golpes de tambor,
de adorar al cristo de tus faroles,
de tocarte las narices cuando no estornudas,
de romperme la camisa
en todos tus casamientos.
de hacer festones a tus capas caídas,
de desembalar tus señales de humo.
Si hace falta
me lavaré el pelo
en tus caldos de cultivo
hasta que mis letras
se contagien de tu ingenio
y se curen de la caspa.

Carlangas dijo...

"Supone Fonollosa" es el mejor disco de Albert Pla: allí culmina este poema con más honradez y energía en su canción "Devoro":
"...y por fin dejas libres e incitantes
las sendas que conducen a tus sales vaginales
y a tus heces,
pues esas son
las máximas ofrendas que me ofreces"

Manuel, bájatelo, quizá perdones su versión del "Walk on the wild side".

Anónimo dijo...

Gracias mil a todos por vuestros comentarios. La versión de Pla de "Walk on the wilde side" me encanta, es estupenda. Abrazos, MV:

Fernando dijo...

Anónimo del actur?

Ana Pérez Cañamares dijo...

Bueno, se puede estar y no estar de acuerdo.
Es innoble vivir. Sí, a veces. E hipnotizante. Y adictivo. Y maravilloso.
Me gusta verlo desde ese lado, también. Quizá mejor recordarlo cuando se está en el otro, para no llegar a las últimas consencuencias del último verso...

Carlangas dijo...

Ana, nunca llames a las consecuencias "últimas consecuencias" o se pone negra la cosa.

bcl dijo...

Es fácil perder la fe en las personas, incluso en las que amas, o crees amar, pero no hay que perder nunca la esperanza.
Lo dificil es volver a creer en el amor.
Eso es vivir.