miércoles, 28 de noviembre de 2007

Retratos de Seres del Actur, I



A este Ser me lo encontré ayer. Se llama Martín Guró. Vive en el Actur desde 1991. Es un pionero. No es carnal. Y se manifiesta entre las dos y cinco y las dos y siete de la madrugada. Sólo está visible dos minutos. De ahí que no me diera tiempo más que a dibujar un esbozo. Lleva un reloj Casio, que cuando dan las dos y siete se pone a pitar, entonces Guró dice "adioooooos", y desaparece.

5 comentarios:

doberka dijo...

¿ Y se presenta sólo para decirte la hora?, en dos minutos, podría decirte algo más interesante ¿no?.
De todas formas a mi, la cabeza de tu esbozo,(los ojos más bien parecen estar bajo el efecto del insomnio) me recuerda a las fotos de unas esculturas de hierro realizadas por Martín Chirino. Estan colgadas en internet. Cuando ves esas bocas tan raras, te llenan de confusión ( no sabes si admirarlas sencillamente o...no sé muy bien que pensar Manuel), pero yo a esas horas prefiero estar dormida.
Un abrazo MVV.

pepe montero dijo...

El Actur, ese bucólico lugar en donde según Jesús Jiménez Aleixandre, las sombras de sus infinitos árboles saben a ciruela confitada, las uvas andan buscando cada una su rácimo y las rumanas ecuatorianas de los puticlubs tienen la lengua griega.

pepe montero dijo...

Quien quiera saber la etimología de -Rácimo- con acento, que acuda mañana a un recital que se da en no sé que sitio de El Actur con lecturas de Manuel Vilas, Ángel Guinda, Carmen Aliaga y Mariano Ibeas in person.

Salvadoc dijo...

Z me parece un lugar fascinante, y los seres que MV pude encontrar allí seguro nos impactan y sorprenden. en los meandros del rio hay sopresas esperando.

Ana Muñoz dijo...

El Rey ActurO, es usted.