miércoles, 7 de noviembre de 2007

EL PADRE VILAS

A veces echo de menos no haber sido sacerdote. Creo que me hubiera ido bien. Me veo viviendo en un Seminario. Allí me asignan una bonita habitación. Con un armario donde guardo los libros de San Agustín, que me reconfortan. Ceno todos los días a las 8,45. Es una hora perfecta para cenar. Tortilla francesa con salchichas y un yogur Yoplait o una pera. Me he comprado un flexo nuevo. Ya nos está permitido tener nuestro propio aparato de televisón en nuestra habitación. Mis zapatillas debajo de la cama. Una alfombrita para mis pies blancos. Pies blancos de sacerdote. Tenemos una sala de estar para todos los sacerdotes. Después de cenar, a veces juego un guiñote con el Padre Luis o con el Padre Anselmo o con el Padre Mariano. Una horita de guiñote. Padre Manuel, que no está usted atento y ha perdido el 3 de copas. Andar por los pasillos a las once de la noche buscando mi cuarto. Padre Vilas, quiero confesión. Creo que hubiera sido un buen sacerdote. Nunca me lo perdonaré.

15 comentarios:

Mariano dijo...

Igual no es tarde todavía, el papa Bendicto necesita gente... pero tendrás que decidirte, no se puede ser un día John Wilas y al día siguiente Padre Manuel impunemente.
Por cierto no esperes jugar conmigo una partida de guiñote, no tengo ni idea.
Mariano Ibeas

Anónimo dijo...

Jaja, me alegro que vengas por aquí Mariano.
Un abrazo, MV
Tengo que linquearte, mándame un mail con tu blog.

doberka dijo...

Pagaría lo poco que me queda por ver la cara de tu mujer cuando lea lo que has escrito Manuel. No tendría precio, aunque imagino que, quien dice esas cosas será alguno de tus personajes ¿o no es así? je, je,je.
Me animas el día. Besos MVV.

Clifor dijo...

Un cura revolucionario, a lo Camilo Torres. El Padre Comandante Vilas. No suena mal del todo.

Antonio Pérez Morte dijo...

¡Perdonátelo padre Manuel: No hay penitencia mayor que la autocompasión!
Si tienes televisión en el cuarto no hacen falta cilicios...

¡Recibe un abrazo fuerte, sonoro como un latigazo!

Langas dijo...

EL PONTÍFICE

Vivo en el descalabro.
No he podido aliar mi voluntad
a una ortodoxia
firme, clara y segura.
Dudo y persisto en la búsqueda
de un cordel pendiente del aire,
de lo innombrado,
de lo que da sentido a la noche lunar,
a la mañana descubierta por pájaros sedientos,
a la tarde sentada en la banca del parque,
a tu calma duando al final del amor
te ocupa la plenitud del cuerpo.
No puedo aceptar
el orden preciso de las creencias.
Cuarenta y seis años en el mundo
me han dejado la certidumbre
de que aquí hay un engaño,
un retorcido truco,
algo que sobrecoge al desamor,
algo trivial y blando,
algo tan natural como la sangre.
A nada puedo aferrarme
y no protesto o no me doy por vencido.
Tal vez esta búsqueda
y la certeza del engaño
sean una oscura forma
de la gracia.

Hugo Gutiérrez Vega.

Anónimo dijo...

El empeño de orientar la voluntad hacia el conocimiento del misterio de la vida en este poema del mejicano, me recuerda hondamente a poemas de Manolo, a la santidad o eso que Manolo llama la gloria de la vida.

Luisa Miñana dijo...

No hay truco. Esto es lo que es. El hecho de tener un cerebro capaz de hacer metafísica no nos da derecho a pensar que haya truco. El cerebro nunca estará por encima del volcán. Ni la metafísica.

Por cierto, la partidita de guiñote en verano, después de comer, también estaría muy bien bajo la sombra del claustro. Creo que entiendo lo que dices, MV.

Tu Musa dijo...

Manolo: Si no es indiscreción, o afrenta a los secretos de un poeta, ¿nos podrías contar un poquico en que andas metido ahora?, ¿qué estás escribiendo aparte del blog y los artículos de Heraldo? Perdón y gracias. Llámame.

Fernando Sarría dijo...

ja,ja,ja,ja,ja,ja...no coment....

doberka dijo...

Manuel, gracias al comentario de, Luisa, me he dado cuenta de que el mio esta fuera de lugar. Lo siento, lo escribí sin pensar demasiado y quizás te haya molestado un poco. A veces me cuesta entender lo que quieres expresar en realidad y sólo leo las palabras en su superficie. Me esforzaré más. Pero me temo que será inevitable que de vez en cuando dé un traspiés como el de antes.
Ten paciencia conmigo.
No puedes imáginarte lo importante que es para mí, tu blog.
Y ahora voy a buscar en internette la palabra "Metafísica" para entender mejor tus palabras
P.D. Le mando a tu esposa también, mis más sinceras disculpas.
Besos MVV.

Ana Muñoz dijo...

Manuel, que te puedes hacer un cura de esos yankees que se casan y tienen churumbeles. Y ya está.

Fernando Sarría dijo...

Doberka recorrer la superficie del agua tampoco es tan malo...tú, tranquila, siempre sabes que eso es mejor que dejarse llevar por una ideologia estupida...pero está bien la reflexión...y además CV ya sabes que la seriedad se la dejó en un viaje por el desierto de los Monegros en un descapotable rosa...abrazos y besos amiga...recuerda que nos debes unas birras...venga pagaré yo.

doberka dijo...

Hola Fernando, gracias por tus palabras. Aún no he terminado de leer toda la información que hay en internette sobre metafísica, pero hasta ahora lo que he leído me parece sumamente interesante, y no me resulta nada extraño. Aunque quizás ( como dices ) pueda parecer o ser estúpido, no deja de ser chocante o sobrecogedor que esas ideas o pensamientos hayan sido analizados por otros anteriormente. Cuando termine ya veremos.
Respecto a lo demás: puede que yo no sea muy formal tampoco, serlo no me ha hecho feliz, pero responsable si que soy ( qué remedio).
No sé mucho de coches, no sé mucho de nada, pero si tuviera que elegir el mío sería transparente, aunque respeto los demás colores por igual.
Manuel sabes que te aprecio, pero nunca te lo he dicho, te lo digo ahora y también te doy las gracias por tu apoyo, sin pedirme nada a cambio. En tu blog puedo ser auténtica. Sencilla y absurda también, pero así soy yo. La perfecta imperfección. Humana como vosotros.
Llevo mi nombre en el corazón, en el alma y hasta en mis entrañas, aún así, amo la vida y creo en el amor. No estoy enamorada, pero amo. Adoro la literatura es mi salvavidas particular. Aún no soy nadie dentro de ella, por eso quiero aprender, pero si algún día llego a ser alguien (no digo que vaya a serlo), vosotros seréis los primeros en saberlo.
En cuanto a las birras… no lo he olvidado, pero lo dejo en manos de Manuel. Lo siento Fernando: tienes que comprender que sólo le conozco a él. Por mi parte no pongo más condición que esa, y si puede ser, ya discutiremos sobre quién paga ¿ de acuerdo? Besos Fernando.
Pometo no escribir comentarios tan largos, pero éste me ha parecido necesario. Besos MVV.

entrenomadas dijo...

Hace unas semanas estuve en el Vaticano, casi me mareo entre los perfumes de los "curas top-model" y los nuevos diseños para el personal, creía estar en una pasarela. Nunca ha visto tanto Armani junto como en el Vaticano. Además de darle a la visa leen mucha novela negra, quizá ésto último es lo que más te interese.
Un tal Pedro hace las entrevistas, si quieres llamo a mi amigo para que te pida cita.

Yo es que te veo de cura, pero de cura de Vaticano que ahora están de moda y son muy cinematográficos.
Ves mirando modelos


Saludos,