domingo, 9 de septiembre de 2007

Los MacCann. Decálogo segundo.


1.- La entereza británica de Kate MacCann frente a la cursilería latina.

2.- El cadáver de Madeleine, ¿dónde está? En tanto no aparezca, no hay nada.

3.- La vida maravillosa que dejaron los MacCann en Inglaterra.

4.- ¿Siguen haciendo el amor?

5.- La delgadez de Kate.

6.- La sangre de Madeleine y los perros.

7.- Las 14 botellas de vino que bebieron los MacCann y sus amigos aquella noche. ¿Pudo ser vino del Somontano? Tal vez Enate. Tal vez Viñas del Vero. Confieso que este extremo anula mi descanso nocturno.

8.- Cariño, van a ser unas vacaciones maravillosas: en la playa, en medio del buen tiempo.

9.- Los manuales de cardiología.

10.- La destrucción de un cuerpo de 20 kilos, con ojos abiertos, y el terror finalmente con nosotros, a nuestro lado.

7 comentarios:

pepe montero dijo...

Y yo, aún diría más:

11.- Lo hondo del fondo de los McCann, ¿cuan hondo es?.

12.- La compatibilidad de la angustia interior con la firmeza exterior está reñida con llorar de forma escandalosa
con el alma en un hilo.

14.- el yo de Kate, toma del brazo al tú de su marido, radiante de tristeza.

15.- Rebajarse a exteriorizar un rostro mortificado por la pena es una actitud de latinos y resta elegancia y belleza ante las cámaras.

Y yo aún diría más, pero pa'qué.

Ana Muñoz dijo...

Seguro que en la bibliografía de este segundo decálogo no aparece kierkegaard... ¡qué datos manejarás para estar tan 'blandiblue' hoy!
PD. Kierke significa Iglesia; Gaard, jardín. Hablamos de cementerios, vamos.

Ana Muñoz dijo...

PD2: es inquietante la imagen de kate, demacrada, con la mirada perdida y/o turbia, agarrada siempre al peluche de la niña. se me asemeja a una loca muy loca del cine.

doberka dijo...

Las estadísticas hablan, casi siempre, de que en la mayoría de los casos de abusos, maltratos o asesinatos de menores, los responsables suelen ser personas cercanas a las víctimas o a sus familias y no suelen equivocarse.
¿ Qué ha sido de las dos parejas de amigos, que acompañaban al matrimonio?
Hay muchas incognitas en este raro caso de desaparición. Los porqués suceden a los cómo, para volver de nuevo a los porqués, en continuo agotamiento. Ojalá vuelvan con nosotros esos hermosos ojos grandes.

Me encanta la ironía, Manuel, el problema es que no todo el mundo la pilla, cuando se plasma en la escritura.
Un abrazo, MVV.

Mumiç dijo...

Pienso que los perros también huelen un largometraje que se rodará en un par de años sobre el caso MacCann. La pareja que se burló del mundo entero. Nicole Kidman una posible Kate.

Manuel dijo...

Y Portugal está tan cerca de España...

Anónimo dijo...

Bebieron Vinho verde, todo el mundo lo sabe.
Me remito a las pistas halladas en este texto:

http://365novela.blogspot.com/