martes, 23 de marzo de 2010

CLUB DE LECTURA IES ANDALAN


7 comentarios:

Christian Supiot dijo...

Te leo por aqui muy habitualmente. Me encantó tu lectura en versátil.es y me gusta mucho tu poesía. Pero voy a permitirme ser malo un momento: ese cartel parece de los años 70 o así.

Un saludo.

Bárbara dijo...

Del calor del cielo, la resurrección, y una zeta del zorro ajusticiada en el aire, y con magia nombras España y le das ese aire tan nuestro, nos das ese aire nuestro.
(Vaya chorradita de acrónimo, o de acróstico, o de lo que sea).
Valga para decirte que te sigo como una chirlider.
Saludos.
Dame una M…

RW dijo...

Durísimo tu enlace Bárbara. Cuando mi chaval era más pequeño, me dio por comprar unos cuadernos de la asociación de mestres de Rosa Sensat. Compré muchos y bien. En uno de ellos, titulado Los hombres como educadores, me quedé aterrada de las estadísticas europeas de países como Suecia, Inglaterra o Francia, donde un 70% de hombres educadores de la escuela infantil y primaria, habían abusado en alguna ocasión de los niños, o sea, eso nos lleva a una primera conclusión: los hombres son más proclives al abuso sexual a menores que las mujeres, donde el porcentage desciende a níveles ínfimos.El problema principal es el sistema educativo, creo, como atajo rápido la denuncia y el castigo para el agresor, sacar del ambiente familiar al menor agredido, y trabajar con sus añicos, con su rotura cerebral y física ayudando a que comprenda, en el caso de que pueda, que eso es una abominable aberración que existe en el sistema. Muchos años de terapia y grandes dosis de motivación, y ni aún así, se salvan. Es imposible perdonar algo así porque no es comprensible y el cerebro, su mitad emocional, necesita comprender y racionalizar. De ahí la importancia vital de contarlo. Yo con mi chaval he hablado a veces, sólo tiene 7 años, de las cosas que nunca debe de considerar normales y debe de contarlas, existe y no se puede educar a los chavales como si vivieran en Disney porque la realidad es mucho más cruda que todo eso. hay que estar atentos con los chavales porque en determinadas edades, son los peques los que quieren experimentar con el descubrimiento de su identidad sexual y de sus órganos, en edades tempranas: complejo de Edipo y Electra, y esa etapa, esa precisamente la que va entre los 3 y los 7, es la más peligrosa, cuando tienen 3 son demasiado pequeños para contarlo y saber lo que pasa, con 7 justo es lo contrario, saben que eso no es normal pero se sienten culpables por la contradicción que entraña rechazar a la persona que se supone te quiere más en el mundo. Tremendo, explicarlo llevaría horas, disertarlo días, disquisirlo meses, en fin, perdona la extensión MV o quién esté, pero es un tema demasiado preocupante a nivel social, la banalización de la pederastia.

Manuel Vilas dijo...

Hola Christian, me alegra que te gustara la lectura de versatiles. Lástima que no pudieramos hablar.
Bárbara: me pierdo, pero perdido para bien.
RW: siempre compleja y misteriosa.
Abrazos para todos.

RW dijo...

Manuel, perdona que disienta pero de compleja nada, muy a mi pesar bastante simple, tanto, que mi mayor defecto es mi propia transparencia.
A perderse entonces!

Bárbara dijo...

Tienes razón, es que cuando intento ponerme interesante, parezco demente.
RW, no tan duro porque tiene un final feliz.

Christian Supiot dijo...

Uy, Manuel, no hablamos pero te hice fotos. O más bien, sujeté el flash.

Un saludo.