lunes, 15 de septiembre de 2008

ÚLTIMO ARTÍCULO SOBRE LA EXPO DE ZARAGOZA 2008

BLUE MOON
A veces, en las noches de julio, paseaba por la Expo escuchando “Blue Moon” de Elvis, que sonaba en mi MP3 rojo fosforescente. Elvis me ayudaba. Yo no sería nada sin Elvis. Me metía en el Pabellón Vilas en las noches de agosto e invitaba a champán a todos los visitantes. Bueno, era un champán de 2 euros la botella, pero, tíos, mi Pabellón no estaba subvencionado. He de decir que mi Pabellón era una choza, un cuchitril. Belloch me dejó lo peor, sí. No teníamos aire acondicionado, pero nos daba igual porque siempre íbamos en bañador y a veces ni eso. En mi pabellón se bailaba hasta el amanecer: nos quedábamos encerrados en la Expo, bebiendo, cantando “Blue Moon”, y al día siguiente nos íbamos a bañar al Ebro, llenos de barro. La seguridad nunca se enteró de nuestras fiestas. La gente se ha vuelto loca. La alienación casi es una fiesta. La gente hacía colas y se ponían morenos, ese moreno de secano con el que es imposible ligar en ningún sitio porque apesta a desierto y estepa. Ahora, cada vez que veo un vaso de agua, me entran temblores políticos. Ya el agua representa para mí la santidad del Estado mezclada en simbiosis líquida con la delicadeza de Doña Letizia. Cada vez que me bebo un vaso de agua le doy las gracias a: Juan Carlos I, a María Teresa y ZP, a Mariano Rajoy y al Gran Belloch. De eso se trataba, imagino. Pero está bien, no hay crítica, eh, que si no luego se me enfadan: todo ha sido un éxito brutal, tío. He ligado mucho en la Expo. Las azafatas se metían en el Pabellón Vilas. Azafatas rusas, alemanas y danesas. Qué fiesta. Patti Smith se tomó una limonada Minute Maid con sabor a hierbabuena en mi Pabellón. Me dijo Patti “vaya Vilas, qué pabellón más chulo tienes, my love”. Yo pensaba que Belloch me daría a mí la medalla de cronista de la Expo, pero finalmente se decantó con acierto por mi colega y amigo Domingo Buesa, y le felicito por tan sabia decisión. ¿Cuánto valdrá una medalla de esas? Bueno, acaba ya el gran verano de mi vida. He sido el hombre más feliz del mundo. Eh, Vilas, di algo para terminar. Ah, sí, esto: no sé cómo me las voy a arreglar de ahora en adelante sin el sueldazo que cobraba por estas columnas y sin un triste Pabellón en donde matar las penas.
.....................................
Heraldo de Aragón, 15-septiembre-08.

8 comentarios:

Javier Cerced dijo...

Me van a faltar tus comentarios, tus guías. No sé que voy a hacer sin ellos, tío, y sin la Expo. Ahora todas las calles están a rebosar y no paro de dar codazos por mi barrio.

Un gustazo haberte leído.

Javier López Clemente dijo...

¡¿Que se ha cerrado la Expo?!

No me jodas comandante, no me jodas.

Miguel Ángel Y. dijo...

¿Vas a reciclar, reconvertir, transformar el Pabellón Vilas? Ya dirás dónde, porque el champagne y el caviar eran cojonudos, hermano.
Me largo al monte o a París a recuperarme de la Expo. Salud.

Anónimo dijo...

Hola Manuel,
hoy, comiendo con un tipo que te admira mucho y que recomendó tu "España" en La Bolsa de Pipas, me han recomendado tu blog y tus crónicas de la Expo y acabo de leer esta y sí, tienes gracia y voy a leer pronto tu España y nada, que mucha suerte con tus libros y tus lectores. Te enlazaré en www.labolsadepipas.com
Ya nos conoceremos, espero.
Saldudos cordiales.
www.romanpigna.com

Anónimo dijo...

Hola shaval, soy Pedro Rebollo.
Tío, eres mi héroe. Estás metido hasta el hipotálamo en las listas de la corte y has encontrado la forma de decirles las verdades a la cara sin posibilidad de réplica. Y ni eres enano, ni bufón, ni jesuita ni nada que se le parezca. Cómo lo haces. En qué colegio has estudiado. A qué dedicas el tiempo libre. En qué lugar se enamoró Belloch de tí.
Espero verte pronto en el nuevo curso.
Si quieres leer mi cuento de la expo no tienes más que pedirlo. Y si no has visto lo que hacemos estos días en el Principal, no lo dude, visite nuestro bar.
Un abrazo.

Manuel Vilas dijo...

Mil gracias a todos.
Javier: ya he visitado tu blog, ya te enlazo en cuanto tenga un minuto.
Pedro Rebollo, qué alegría verte por aquí.
Ramon Piña: lo mismo digo. Ramón: escríbeme a mvilasv@ono.com y ya estamos en contacto. No tengo un mail.
Abrazos.
MV

Óscar G. dijo...

Lo único que voy a echar de menos de la Expo son tus geniales artículos.

Fernando dijo...

pero nos quedo al final el deseo de otros tres meses de verano y birras en el 43...