jueves, 15 de enero de 2009

GOLO HA MUERTO (1994-2009)


Mi perro Golo ha muerto esta tarde, tenía 14 años y 3 meses. Era el mejor de los hombres. Su apabullante santidad ya es un fantasma que está a mi lado. Tendré largas charlas con él en los años venideros. Las charlas del vidente. Me contará cómo es el paraíso. Cuando yo muera, será él quien salga a recibirme. No concibo el paraíso y la felicidad absoluta sino es a la vera del Gran Golo, el ser más complejo de todos los universos concebibles.
Al final esta tarde recobró su esencia divina. Y en la sala del veterinario ocurrió la portentosa metamorfosis. Caída la carne, vi quién era el Gran Golo.
Ah, dios santo, qué grande es la vida, la materia y los misterios. Cuánta belleza acumuló Golo en sus 14 años. Golo era un arquetipo como yo. Los 14 años son 140, y los 140 son 1400.
No me olvides tío, pues tú ahora eres el Jefe.
Yo no soy el Jefe.
Tú sí. El dueño de las grandes manadas.
Tío, Golo, eres LA ATMÓSFERA.
No me olvides.
See the danger, always danger.
No te supe querer mejor. Perdóname tío.
No te supe querer mejor.
Perdóname, Jefe.

17 comentarios:

Jorge Barco dijo...

Lo siento mucho. Ojalá esté ahora en un lugar mejor.

Oscar Sáenz dijo...

Te acompaño, muy sinceramente, en el sentimiento. Las animales vienen a demostrarnos que los salvajes somos nosotros.

Fernando dijo...

vaya...pobre bicho ha visto al crisis y ha dicho que os den!!..un abrazo CV

pepe montero dijo...

Seguro que te esperará para que lo saques a mear por los parques del purgatorio.

Mi perro Jenaro, y yo, te damos sentido pésame.

Anónimo dijo...

Vilas: creeme que siento la muerte de tu perro, poque se lo mal que se pasa.

Miguel Barrero dijo...

Lo siento mucho, compañero. Por las fotos parece que era un animal noble.

Pepe cerda dijo...

Sólo los que hemos tenido y tenermos perro sabemos lo que sientes.
Sólo los que hemos perdido y perderemos perro sabemos reconocer el maldisimulado y osceno cachondeo con el que se tomam este duelo los que no lo tienen.
Sólo los que sabemos que los perros son infinitamente mejores que nosotros sabemos qué, en el fondo, vergonzosamente, sentimos más la muerte de nuestro perro que la de la mayoría de nuestros familiares y amigos.

Te acompaño, como ves, verdaderamente, en el sentimiento.

Pepe Cerdá.

entrenomadas dijo...

A menudo me saca a pasear Ada, juntas husmeamos las esquinas y asaltamos parques. Tengo además cuarenta perros junto a tres amigas en un refugio. Incluso tienen su página web para ser adoptados, todos son abandonados.

Así que te entiendo, sé de lo que hablas y he sentido un golpe en el estómago recordando a cada uno de los perros que he tenido cerca y que no he podido sacar adelante.

Y con esto te quiero decir que Golo es, ha sido y será u tíoperro con suerte. Y eso es lo mejor que que le ha pasado. Tenerte a ti y a tu rebaño cerca de él.

Enhorabuena por esos catorce años de complicidad y buen rollo.

Un beso,

Marta Navarro(animal de compañía de Ada)

Pat Rizia dijo...

lo siento mucho, Manuel, sé lo mal que se pasa y me han dado unas ganas de llorar terribles, esas visitas últimas al veterinario son terribles. Era un animal precioso. Un fuerte abrazo, Patro.

Innisfree dijo...

Manuel, lo siento mucho. Los que tenemos animales entendemos cómo te sientes. Seguro que Golo te continúa acompañando cuando te sientes a escribir. ;)
Un abrazo,
Chesús Yuste

Anónimo dijo...

Mil gracias a todos por vuestros mensajes.
Querido Pepe Cerda: has dado en el clavo, como siempre, con lo que dices: "son mejores que nosotros", allí está el asunto, eso es lo que llevo en la cabeza precisamente estos días.

ABRAZOS PARA TODOS.
MANUEL VILAS

chusi dijo...

Hola, soy María Jesús, te sucedí en el Miguel de Molinos. He sabido por Pat Rizia lo de Golo y quería decirte, como alguien de por ahí arriba, que de verdad te acompaño en el sentimiento, literalmente, y que sé cuánto duele. Claro que son mejores que nosotros.
Sabes, cuando mi gato Bruno murió, también yo le pedí perdón por no haber sabido quererlo mejor. No sabemos querer como quieren ellos.

Anónimo dijo...

Yo no conocí a Golo, pero seguro que durante su vida fue tremendamente feliz, ese es el consuelo que nos queda, como lo fue el mío, que se marchó ya hace cuatro años y no hay día que no hable con él; estoy totalmente de acuerdo con Pepe Cerdá, y tú además tienes ese precioso don de la palabra con el que le puedes dedicar hermosas líneas.
Un fuerte abrazo aunque no te conozca. Begoña Subirás.

Anónimo dijo...

Algo se muere en el alma cuando un amigo se va y eso es cierto. Lo siento mucho.

náuGrafo digital dijo...

Descanse en paz, Golo. Bonito era, desde luego.

Anónimo dijo...

Sólo creo en la bondad de los animales, Manolo.
Un abrazo.
Oscar

Begoña Iranzo dijo...

Lo siento Manuel, yo no tengo perros, al menos propios, pero tengo gatos y se lo que pueden significar en nuestras vidas. Perdí a los anteriores con 13 y 19años y nos costo más de cinco volver a "abrir" la puerta a nuestros nuevos "amos". Estos compañeros de viaje nos subyugan a su amor incondicional, le dan un significado más amplio a la palabra compartir. Su perdida es real, dura y la que sentimos desde ese rincón escondido del ser humano ancestral, nuestro sentido más celtíbero que a perdurado en nosotros. Y sí, creo que simpre nos acompañan.

Un fuerte abrazo.
Begoña Iranzo