sábado, 24 de enero de 2009

ESTOY EN BENICASIM

Hace un viento salvaje.
Tengo delante el Mediterráneo,
Me acabo de dar un baño sin neopreno.
La prensa vuela por el cielo, el aire se la lleva.
Está todo desierto.
Apartamentos cerrados.
Inmobiliarias en crisis.
Ballard en Castellón.
Balas en mi Cabeza.
Vilas en bañador.
El Mazda 6 resplandece.
Mi Acer va bien, el Wifi resplandece.
Arroz negro de un momento a otro.

2 comentarios:

pepe montero dijo...

En Benicasim, prueba langosta macho.
Macho man. Depués de los rebujitos de Sevilla y la tortilla de camarón she male, de Cádiz, langosta a lo Papa Luna.

náuGrafo digital dijo...

Joer he leído el poema creyendo que hablaba todo el rato de Benidorm... Y la cosa cambia. Releo. un saludo