miércoles, 3 de diciembre de 2008

"Calor" entre los libros del año en la revista "Quimera"

Quimera
Los libros del año

Un doble empate, en poesía y narrativa, y una solitaria mención en ensayo en la designación de los libros del año según la revista literaria Quimera.

Ensayo
Historia de un encargo: 'La Catira' de Camilo José Cela (Gustavo Guerrero)

En este notable ensayo, ya galardonado con el Premio Anagrama 2008, el autor venezolano trazó un fascinante retrato de la ambición, el caudillismo, la representación de lo latinoamericano en la España de Franco y el comercio entre dos dictaduras singularmente hermanadas por su deseo de vincular la cultura al discurso oficial. Una lectura estimulante y audaz que rastrea las huellas del Cela más polémico.

Poesía
Poesía Completa (José Watanabe) / Calor (Manuel Vilas)

El peruano José Watanabe, desaparecido tempranamente en 2007, fue sin duda un autor mayor, y su obra –versos que son fruto de la observación de la naturaleza y en los que se respira una sensualidad tributaria de los orígenes orientales del autor– ya ha sido reconocida como una de las más importantes de la poesía contemporánea de Hispanoamérica. Faltaba, sin embargo, una colección que incluyera los libros aún inéditos en España. Pre-textos, nuevamente, estuvo a la altura.

Manuel Vilas, por su parte, confirmó en Calor (Visor), la agudeza e inteligencia que había mostrado en libros como Resurrección o España. En Calor, se reúnen algunas de las inquietudes sociales más rigurosamente contemporáneas y un intimismo que es a la vez posmoderno y, por momentos, sorprendentemente lírico.

Narrativa
El Dorado (Robert Juan-Cantavella) / Mis dos mundos (Sergio Chejfec)

Con El Dorado (Mondadori) Juan-Cantavella convocó la atención mediática debido a su crítica explícita al imperio del ladrillo y su producto más megalomaniaco y hortera: Marina d'Or. Pero la novela-reportaje de Juan-Cantavella es también una investigación de índole ético-humnorística en la que se cuestionan la verdad periodística y los procedimientos para llegar a ella.
Por otro lado, el argentino Sergio Chejfec, ha facturado en Mis dos mundos (Candaya) una espléndida metáfora del viaje en los tiempos que corren: una reactualización de Kafka y Wasler durante un paseo por un parque brasileño del s. XXI.

1 comentario:

carlangas dijo...

Quimera cuesta 7 eurazos! o más! espero que además le den pasta! si no le dan pasta a Calor no han entendido nada! son unos pedazo de mamonazos! ...qué autómata ha escrito eso de "sorprendentemente lírico"!, que le den la pasta del autómata a Vilas!!!