domingo, 29 de junio de 2008

THE VILAS SAYS

El asunto es que estoy un poco harto de las realidades injustificadas. Lo digo por mi artículo sobre Dylan en el Heraldo. He visto en Zaragoza en los últimos años dos conciertos absolutamente geniales:
1.- el de John Cale en el Teatro Principal.
2.- el de los Who en el Príncipe Felipe.

De esos 2 conciertos escribí también en el Heraldo. Fui el hombre más feliz del mundo, de los dos conciertos salí con ganas de meterle una bala en la frente al mismísimo Hulk. Cale y los Who, que tienen la misma edad que Dylan, están supervivos, y Dylan no. Eso es todo. Y yo lo digo. Ni Cale ni Daltrey han perdido la voz y la pasión. Dylan las dos cosas. Coño, alguien tendrá que decirlo. ¿O es España el mismo país papanatista de siempre?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo injusto para los espectadores sería decir que estuvo bien. Aunque la verdad duela, reconocerlo es lo justo. Y jamás hay que matar al mensajero (eso va por ti MV). Papanatas habrá siempre y no sólo en España por desgracia.

Luisa Miñana dijo...

Pues para que no te sientas solo, algo dije yo en el blog - que es lo que tengo a mano- al día siguiente del concierto-no. Y luego recomendé ampliar documentación con tu artículo.

pepe montero dijo...

Toda esa gente que te mira mal, que te quiere crucificar por llevar los hombros llenos de caspa y ser obispo de la catedral de Santigo, son hermosísimas ratas que pagan sus impuestos y por eso enloquecen con facilidad. Vete al Corte Ingles, al Carrefour, o al Mercadona y compra un treinta y ocho o una corona de espinas para Bob Dylan, tú eres un tipo duro y bello que copula sin cesar con las cajeras y eso jode a los que no joden.

carlangas dijo...

venga venga Vilas, tú a lo tuyo y los demás que digan misa ...como si te importara un huevo lo que te digan!!!

Dylan hace de puta madre dando su carroña a todo este gentío de carroñeros que morirán sin mover un dedo por Cambodia -el país más triste del mundo-, sin señalar a los malditos dictadores consentidos, dejando que nuestros político jodan nuestra pasta para hacer más ricos a los putos ricos inútiles de este mundo!!!!

Jorge Barco dijo...

Cualquiera que vea a Dylan en directo ahora mismo tiene que darte la razón por mucho que le guste. A mí me encanta, pero lo vi en San Sebastian hace dos años y me dio pena. Ahora viene a Jerez y no se me ocurre volver.

JM dijo...

Sí, sí, ya me lo imagino. Te gusta Dylan, Lou Reed, etc. Pero me recuerdas a Vicente Luis Mora implorando a Vila-Matas ¡algo nuevo! ¡algo nuevo! en su mecánica “El artista es un productor de directo, buscamos una crítica para el sigo XXI en tiempo real”. Como si Dylan o Vila-Matas no tuvieran derecho a calmar su nervio, su voz, o incluso su pasión. Y, Manuel, un ¿artista? del presente, enjaulado en su presente (directo, tiempo real), fuiste cuando redactaste en tu blog aquellos desábridos posts sobre la niña que desapareció en Portugal. ¿Te creías Arrabal? He leído en una entrevista que dices que escribes en los límites de lo moral, pero es que ahí rebasaste la ética como un ciego pataleando en no sé que delicado suelo, y bailaste música tecno en un funeral. Si atiendo a la fecha en que escribes esos posts, te veo claramente frente a la televisión o el periódico, con unos tacones y dando los pasos de baile de adocenada transgresión que ejecuta una Drag Queen.
Te leí en la antología Mutantes: me gustó. Te leí en la antología Hank-over: no estuvo mal. Pero, ¿te crees un maldito? Imaginando tus movimientos en la expo, frente a la televisión, cuando cobras lo que te de el Heraldo, veo tu ansiedad por juntarte a la procesión de los malditos. El malditismo no se busca, se encuentra.

Anónimo dijo...

El problema, JM, es que hay un montón de Vilas: el de los poemas, el de las novelas, el del blog, el de los artículos, y el de verdad, etc. Imposible saber a cual te refieres. Cualquier lector de Vilas sabe que el nombre de Vilas esconde a una legión de tipos. Hay hasta Vilas sacerdotes. O sea Vilas benditos.

Anónimo dijo...

JM, tu discurso es bastante aburrido. Reconoce que los trazos rápidos de MV, te ponen... verde de envidia.

Antonio Pérez Morte dijo...

Lo que pasa es que Dylan es para espacios más íntimos: Debería haber actuado en la reapertura del "Plata" junto a Mari de Lys...