martes, 31 de mayo de 2011

HASTA AHÍ PODRÍAMOS LLEGAR.

Dios y su mismísimo hijo el Gran Jescucristo saben perfectamente que nadie en España ha muerto nunca ni morirá jamás por comer los maravillosos pepinos de Andalucía. LLevo comiendo pepinos españoles durante 400 años y soy fuerte, sano, poderoso, robusto, flexible y sólido a la vez, soy la salud en estado perpetuo. Come pepinos españoles.

5 comentarios:

ESGARRACOLCHAS dijo...

Siempre es verano con el pepino en la mano

Javi dijo...

Díselo a la mujer que ha muerto ayer. Yo, por si acaso, no pruebo los pepinos en Alemania.

Artaraz dijo...

Estos alemanes nos toman por el pito de un sereno, si ya lo venimos diciendo: somos la marca blanca de alemania, la emigración capacitada del sur de europa, como antes se decía: el norte de África.
¿Por qué siempre vas de negro? Tengo la camisa negra por la pobreza del mundo...dice una canción.

mbelgra dijo...

Hola Manolo, cuanto tiempo sin saber de tí. No sabia que te gustaran tanto los pepinos. Un saludo de un grausino.

L.P dijo...

El daño ya está hecho. Espero que quede claro que aquí no cultivamos bichos de esos en nuestros pepinos.

b7s