viernes, 13 de noviembre de 2009

COMBATE CONTRA LOS HOTELES

Ya estoy otra vez en Madrid, otra vez luchando contra una habitación de hotel. No expresa cariño esta habitación. No es que esté mal, no es eso. Es que una habitación de hotel es la cosa más falsa de la tierra. Todo es falso: falso el minibar, falsas las lámparas, falsa la moqueta, falsas las ventanas. En Madrid no hay mar. Sólo hay madrileños. Ya estoy deseando estar en otra parte, pero en dónde. Encima hace calor. Nunca atinas con el tiempo, joder. Y mira que miro las webs del tiempo y todo eso.
En el minibar hay dos clases de cerveza: o Mahou o Calsberg. He elegido una Mahou. Anoche me acosté tarde preparando la conferencia de las "estaturas de los hombres famosos", así que me voy a echar una siesta. Me he encontrado en el hall del hotel con Ana Serrano, que llevaba en la mano El Cultual, e Ignacio Echevarría. Ana Serrano llevaba un jersey de lana de invierno e Ignacio Echevarría un abrigo de piel vuelta. Tampoco ellos han atinado con la ropa. Hace calor, unos 25 grados en la calle. Yo ahora mismo estoy escribiendo esto en camiseta. No sé por qué pero este calor de 25 grados en mitad de noviembre avala la poética general de mi novela "Aire Nuestro", y con este pensamiento me voy a la cama.

6 comentarios:

Mario dijo...

Bien lo del hotel. Y los chistes. Este post, con tantos otros posts suyos, los junta y le dan novela. Es decir, lo que usted llama novela. Muchas ocurrencias, muchas gracias, pero poca chicha. Me he leído Aire Nuestro casi entero y, la verdad, me parece reiterativo y si usted quiere divertido y epatante, como dicen mis colegas. Pero nada más. Arte menor al que usted llama novela como lo podría llamar cualquier otra cosa. A España también le llamó novela y era otra agregación de posts llena de marcas comerciales (de alguna forma hay que llenar el vacío, digo yo). Espero al siguiente libro a ver si, al fin, nos da Vd. la prometida novela.

pepe montero dijo...

Este señor tiene razón, mucha razón tiene este Sr. El próximo libro que sea un legajo con tensión filiforme que deje pasar el aire. Que tenga grasa, como toda buena novela al uso, grasa y fondo, fondo y sustancia subfluyente, a poder ser, con trama y drama. Los auténticos lectores de novela quieren lugares perfectamente amueblados, amueblados pero con telarañas entre lineas, con ventosas y sin ventosidades. Algo hojaldrado, Kunderizado y Primolevizado, naturalmente. Eso, eso que escribes lo puede escribir cualquier Atapuerco en las paredes de su caverna. Haz caso a Don Mario, es por tu bien.

Mario dijo...

Con tu ironía, Pepe Montero, intentas justificar, mediante la burla hacia quien critica, la narrativa (lo llamaremos así, para qué me voy a complicar la vida)de un escritor que, estoy seguro, sabe que no ha escrito una novela aunque, visto el intento de estructura que copia a la televisión, lo ha pretendido. Camilo José Cela decía que es novela todo aquel libro en cuya portada ponga la palabra novela. Si partimos de ese principio, adelante... Pero Cela(que fue muy de derechas) demostró que podía escribir "Oficio de tinieblas 5", puro experimento, y "La colmena" o "La familia de Pascual Duarte", novelas con músculo y nervio (no con grasa, para grasa la de las hamburguesas de Vilas o la del último Elvis); Caballero Bonald escribió "Dos días de septiembre", realismo social a lo bestia, y "Ágata ojo de gato", experimento y profundidad... Así podría seguir hasta caerme de culo. En fin, yo creo que el próximo libro de Vilas debe ser, frente al consejo que le das, más trozos de blog, más ocurrencias,más reiteraciones, al fin y al cabo es lo que ha demostrado que sabe hacer. Y no me llames señor, que soy, seguro, bastante más joven que tú. Y un consejo: leete, por ejemplo, la última novela de Chirbes, o de Isacc Rosa, o de Marta Sanz, o la de Use Lahoz, o la que se anuncia de Muñoz Molina.Ni grasientas, ni filiformes, ni con lugares perfectamente amueblados. Simplemente novelas, cosa sencilla... y ¡tan difícil!

Eso sí, Vilas es un poeta cojonudo.

Maria Jose dijo...

Sí que lo es. Un poeta grande.
Desde aquél rumor de las llamas publicado en Olifante en 1990 o desde mucho antes. Desde que aprendió a escibir en la escuela de Barbastro. O desde que empezó a mirar.

Submarinos rojos de azufre cósmico dijo...

Y un consejo: leete, por ejemplo, la última novela de Chirbes, o de Isacc Rosa, o de Marta Sanz, o la de Use Lahoz

Que pongas a Use Lahoz en esa lista demuestra que pepe montero tiene razón, aunque la de Isaac Rosa es muy digna

Alex Roel Castañeda Aquino dijo...

conque todo falso? jejeje habría que visitar el hotel, ya quisiera yo que hayan hoteles asi en Cajamarca - Perú.

website: Hoteles en Cajamarca Peru