domingo, 13 de septiembre de 2009

BEATLES


Necesitamos recordar constantemente a los Beatles, cada cinco o diez años, dependiendo de nuestro grado de desesperación sentimental. Porque los Beatles simbolizan la primera humanización lúdica del capitalismo. Fueron como un descanso general que se tomaba la Europa occidental, un fin de semana para salir de copas, para olvidar las fábricas, la industria y el salario. Los Beatles nos regalaron la invención del fin de semana, del tiempo libre, de la vida más allá del trabajo y la familia. Lo más genial de los Beatles fue imaginar la idea de que existía la juventud: la juventud como mercado global. Los Beatles fueron la demostración palmaria del dominio absoluto de la cultura anglosajona sobre cualquier otra manifestación popular. Los Beatles trajeron una energía cultural revolucionaria y llevaban en su ADN la dinamita que iba a hacer estallar por los aires a la alta cultura. Acabaron con la aristocracia de la ópera, de la literatura, de la pintura y de la filosofía. Elvis fue el profeta descomunal. Pero volvemos a los Beatles porque el tiempo de los Beatles es un tiempo sin culpabilidad. Los años sesenta eran años utópicos. No ha vuelto a haber utopías. La nostalgia de la utopía hace que amemos locamente a los Beatles. Perduran y perdurarán. Se pulieron a Beethoven en tres minutos, lo que dura una canción. Cuando este mundo mute en antimundo, seguirán sonando los Beatles. Para mí es el fenómeno más hermoso desde que estalló el Big Bang. Su música es el mayor espectáculo del universo.

......................................

Columna publicada en "Heraldo de Aragón", 11-septiembre-09.

4 comentarios:

LUIS ROSER RODRIGUEZ dijo...

Cuando este mundo mute en antimundo, seguirán sonando los Beatles. Para mí es el fenómeno más hermoso desde que estalló el Big Bang. Su música es el mayor espectáculo del universo.



GENIAL, tu final Manuel, yo soy más de los Rolling Stones por su música e incluso por actitud, pero comparto plenamente tu reflexión a cerca de los Beatles, tienes razón dejaron claro que la música, la otra música tambien importaba y encima no era una música excluyente, jerarquizada que excluia a unas u otras clases sociales.
En parte me recuerda a el pop art y la cultura de masas.

Un placer leerte

C. B. dijo...

¿Y por qué precisamente ahora los Beatles? ¿Quién era el propietario de las canciones de los Beatles? ¿No era un tal Michael Jackson? ¿No se ha muerto hace poco ese tal Michael Jackson? ¿Y no tendrá herederos el señor Jackson? ¿Y no querrán los herederos del señor Jackson ganarse unas perrillas vendiendo discos de los Beatles? Ah, se trataba de eso...
Y el caso es que me encantan los Beatles.

davidmurders dijo...

Buff... Amo a los Beatles desde pequeño. Para mí los Rolling son sobre todo actitud, pero no esencia como los Beatles, no música pura.
Lo que más me gusta es lo del principio, qué energía... En realidad fueron los negros: Chuck Berry ("roll over Beethoven and tell Tchaikovsky the news"), etc. Pero ellos modificaron y amplificaron la señal. En mi opinión, nunca ha habido nada tan importante en la historia como esa aparición de la juventud como sujeto histórico y centro de la vida estética.

daniel dijo...

Solo quiero agregar que esto de la re-masterización de los discos es una idea que nació hace años y nunca se´pudo adivinar la muerte de Michael Jackson. O se piensan que en un mes hicieron todo esto? Yo compre los discos en mayo con el anuncio que salían el 09/09/09. Muy bueno tu artículo manuel.