martes, 7 de septiembre de 2010

"ARAGÓN", columna publicada en HERALDO

ARAGÓN
Yo tengo mis lugares favoritos de Aragón. El primero es el Congosto de Ventamillo. En ese tramo de carretera de montaña, yo soy feliz. La verticalidad del Congosto y el río allí abajo, los quitamiedos de la carretera, las cuevas en las rocas, las rocas afiladas, todo es como soy yo. El Congosto soy yo, y mi padre, que fue quien me lo mostró hace casi cuarenta años. Mi segundo lugar es la Catedral de Barbastro. También verticalidad, pero una verticalidad humana. Me gusta estar allí dentro, como en una nave espacial. Me siento allí un Blade Runner viajando por el cosmos vencido. El tercer lugar es la Expo deshabitada, donde por las noches de este verano del año 2010 aúlla el fantasma de todos nosotros. Paseo por allí casi desnudo, como Charles Heston en “El planeta de los simios”. El cuarto lugar es La Seo de Zaragoza. Mi segunda nave espacial. Allí, en vez de hacer de Blade Runner, hago de replicante. El último replicante enamorado. El quinto lugar es la Estación Internacional de Canfranc. El sexto es Albarracín. No me importaría que me enterraran allí con una lápida de oro. El séptimo es Gistaín, tampoco me importaría que me enterraran allí, en lo Alto. El octavo es la pista Cogulla de la estación de esquí de Cerler. En el Cogulla he competido con el viento y la nieve. El noveno es el paseo del Coso de Barbastro. El décimo es Gran Casa de Zaragoza, la de kilómetros que he hecho allí andando a la deriva de las tiendas. El décimo es mi corazón al desnudo, que igualo en vastedad y en pasión a todo Aragón, porque así soy yo.
.............................
Heraldo de Aragón, 3-agosto-2010

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin duda el segundo décimo es un lugar por descubrir... y el mejor lugar.

jordim dijo...

Aragón existe.

FERNANDO CLEMOT dijo...

Me encanta el Congosto de Ventamillo. Lo conozco desde hace veinticinco años, entre Seira y El Run, y si he pasado cien veces siempre me ha parecido un lugar fascinante.

Artaraz dijo...

Me has recordado a La región intermedia. Desde luego el yo impera en toda tu literatura, está muy bien, así se triunfa.
Un abrazo!

Javier dijo...

Tremendo, espectacular, como no podía ser de otra manera. He estado varias veces en Zaragoza, pero Aragón continua siendo una asignatura pendiente para mí, espero que por poco tiempo. Por cierto, el entorno de la Seo,la plaza cuando anochece y sube la niebla siempre me ha recordado a La Guerra de los Mundos, esas naves como arañas...

Anónimo dijo...

Este texto es sensacional, es un Aragón como distinto el que has escrito, pero original y con gracia, qué tio.

Raúl dijo...

Hay en la lista algún que otro lugar en común, que nos proporciona similares placeres.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Manuel. En primer lugar felicitarte por tu obra. Estoy buscando, hasta ahora en vano, tu poemario 'El nadador', para regalárselo a un gran amigo que también es poeta y nada. Se llama, además, como tú, Manuel, Manuel Llorente, jefe de cultura de El Mundo. Por favor, si puedes darme alguna librería en Madrid donde encontrarlo o encargarlo, te lo agradecería mucho.
Atentamente
Javier Martínez

javier francisco dijo...

Hola Manuel. Estoy buscando tu poemario 'El nadador' para un amigo que es tocayo tuyo, además de nadador y poeta, Manuel Llorente, el jefe de Cultura de El Mundo. No lo encuentro en ningún lado ni siquiera me dejan encargarlo. ¿Me puedes orientar sobre alguna librería en Madrid donde dar con él? Muchas gracias
Saludos
Javier Martínez