miércoles, 23 de enero de 2008

PARA JAVIER DELGADO

Javier Delgado (a la derecha, sea por una vez) junto a José Agustín Goytisolo (en el centro). Foto hecha por mí en un bar de Zaragoza, en mi antigua Nikon F-301. El chico de la izquierda, que me mira intensamente, con rostro de susto, creo que era un estudiante de 3º de Químicas, no me acuerdo de cómo se llamaba.
Esta foto quiero dedicársela a Javier Delgado con todo el cariño del mundo. Creo, además, que no la conoce. Era 1989.

6 comentarios:

JDE dijo...

Querido Manolo: Me has dado una gran alegría. Besos.

doberka dijo...

Pues ese chico, que te mira intensamente, tiene los mismííísimos ojos tuyos, Manuel. Claro, que... seguramente será casualidad.
Todavía no ha llegado "Quimera", pero me avisarán cuando llegue.
Me alegra saber que estas bien, o eso espero. A estos caballeros no los conozco, pero voy a informarme en internet cuando vuelva del trabajo.
Besos y un fuerte abrazo, MVV.

pepe montero dijo...

Podías haber avisado a Javier Delgado que le habías dado al auto-foto de la Nikon. De Agustín Goytisolo me gusta su poesía social. Éste poema, es una pasada.

EN ESTE MISMO INSTANTE...

En este mismo instante
hay un hombre que sufre,
un hombre torturado
tan sólo por amar
la libertad. Ignoro
dónde vive, qué lengua
habla, de qué color
tiene la piel, cómo
se llama, pero
en este mismo instante,
cuando tus ojos leen
mi pequeño poema,
ese hombre existe, grita,
se puede oír su llanto
de animal acosado,
mientras muerde sus labios
para no denunciar
a los amigos. ¿Oyes?
Un hombre solo
grita maniatado, existe
en algún sitio. ¿He dicho solo?
¿No sientes, como yo,
el dolor de su cuerpo
repetido en el tuyo?
¿No te mana la sangre
bajo los golpes ciegos?
Nadie está solo. Ahora,
en este mismo instante,
también a ti y a mí
nos tienen maniatados.

Anónimo dijo...

Me gustan estas fotos que vuelven de la oscuridad tan de repente. ¿Cuál era el bar?, ¿cuándo nos contarás algo más acerca del nuevo libro? Enrique.

doberka dijo...

Ya he tenido el placer de conocer un poco más a los caballeros que te acompañan en la fotografía, Manuel. Ese conocimiento me ha dado la ocasión de saber algo más del trabajo de Javier Delgaldo y ha sido muy gratificante leer algunos de sus escritos. Su interés por el medio ambiente y por la naturaleza en general, y urbana en particular, son merecedores de todos mis respetos y admiración.
Ese mismo conocimiento también me ha servido para conocer parte de la obra y vida de José Agustín Goytisolo y tengo que decir que me han emocionado mucho sus poemas, pero me ha entristecido muchísimo enterarme de que voluntariamente tomó la trágica decisión de marcharse (equivocada seguro)..
Seguiré leyendo a ambos.
Muchos besos, MVV.
P.D. Hoy he conocido en persona a Luis del Val. Se le ha hecho un homenaje en el centro cívico de mi barrio. La biblioteca del centro lleva su nombre. Un hombre encantador, cercano y simpático, al igual que la concejala de cultura y la coordinadora de la biblioteca, y demás personas que le acompañaban al acto. Me ha hecho ilusión verlos aquí.

entrenomadas dijo...

Mister Vilas, he intentado escribir este comentario varias veces, pero entre que la foto me deja compungida y el ordenador que se ha vuelto loco no consigo dar tecla con bolo.

Me ha emocionado la foto por una razón. Mi padre compartió celda con Luis Gytisolo en Carabanchel. Durante ese tiempo fue José Agustín la persona que veló por mi madre, detenida y sola en Madrid. De los dos, yo siempre he tenido preferencia por José Agustín. En casa siempre ha habido un cariño muy muy especial. Y sus libros y sus poesías eran de lectura semanal. A Javier Delgado lo conozco de siempre, de toda la vida. Así que ver esta foto me ha sacudido un montón.

Hala, en vez de ir al cura o al psiquiatra voy y lo cuento aquí. Con lo discreta que soy. Pero es que la foto es especial, como lo fue José Agustín.

Felicidades por el premio, y felicidades por la novela. Eso sí, vaya con el título.

Un beso,

Marta