jueves, 6 de diciembre de 2007

Confesión última

La lucha contra el aburrimiento ha marcado mi vida.

2 comentarios:

doberka dijo...

Qué suerte (o quizás no)poder aburrirse. Lo que ha marcado la mía es otra clase de lucha Manuel. No sé qué es el aburrimiento, pero puede que algún día lo conozca. Muchos besos MVV.

doberka dijo...

Después de conocer a J. Gelman entiendo mejor tu "aburrimiento", y a tí Manuel. Gracias por ello. Más besos.